El uso de las toallitas húmedas va en aumento, son muy prácticas para la higiene personal, del bebe, etc. Es muy habitual tenerlas en el bolso, en la maleta, en el coche…y normalmente, las tiramos al inodoro, sin ser conscientes del daño que produce al medioambiente. A causa de tirar toallitas húmedas al inodoro, estamos atascando el alcantarillo y perjudicando el medio ambiente.

Casi 1.000 millones al año nos cuestan subsanar los problemas en los sistemas de depuración provocados por las toallitas húmedas en Europa.

Las toallitas húmedas no es papel higiénico. Las toallitas húmedas, no se descomponen, no son biodegradables, y  causan problemas en las cañerías, al no filtrar por los sistemas de saneamiento.

Muchas de las toallitas húmedas llegan al mar causando daños a la fauna y flora del entorno. Esto se podría evitar, arrojándolas al cubo de basura.

Las toallitas húmedas están confeccionadas por un tejido casi indestructible, son resistentes y duraderas. Y aunque algunos fabricantes las señalen como “biodegradables” éstas no se desintegran con la facilidad del papel higiénico, u otros desechos orgánicos que se depositan en el inodoro.

En el reverso de los paquetes de las toallitas húmedas, debe haber una leyenda que dice “no tirar al inodoro” o una imagen de un retrete con una X encima. Esta información debe estar, aunque la coloquen en las parte de atrás y con letras muy pequeñas.

Colaboremos todos con la salud de nuestro planeta, por nuestro bienestar.

Gracias por tu confianza!!

Sobre mí

Valora este artículo

¿En que te puedo ayudar?

  • Control de plagas.
  • Tratamiento de la madera.
  • Fitosanitarios.
  • Eficiencia energética.
  • Tratamiento del agua.

Comentarios. ¡Participa y comenta¡

Más Artículos Relacionados