Los murciélagos son, a pesar de su mala fama, inofensivos, no atacan casi nunca, salvo que se sientan amenazados. Cada murciélago es capaz de consumir hasta 700  y pequeños insectos en una noche, de ahí, su  importantísima función en el control integral de plagas. Los murciélagos son los mejores controladores de las plagas de insectos, convirtiéndose en formidables aliados de la agricultura y el medio ambiente; de hecho, en algunos países los utilizan para el control y erradicación de plagas como la del mosquito que transmite el paludismo y la malaria.

Actualmente, hay ayuntamientos que lo están incorporando en sus municipios, como ayuda en la mejora de la biodiversidad del entorno natural, puesto que todas las especies de murciélago que habitan en la península ibérica están protegidas. Este proceso está basado en la colocación cajas-refugio-nido para murciélagos en lugares donde reúnan las condiciones básicas para su supervivencia: alimento, calor, humedad…

Los murciélagos habitan en cuevas, tubos volcánicos, huecos de árboles, zonas abruptas de barrancos y acantilados y en huecos de los edificios. Durante el invierno, los murciélagos están en letargo. Su vida activa se concentra en los meses cálidos, de abril a octubre, coincidiendo con la concentración de los mosquitos, unos de sus mejores manjares.

Sobre mí

Valora este artículo

¿En que te puedo ayudar?

  • Control de plagas.
  • Tratamiento de la madera.
  • Fitosanitarios.
  • Eficiencia energética.
  • Tratamiento del agua.

Comentarios. ¡Participa y comenta¡

Más Artículos Relacionados