El pulgón es una de las  más frecuentes y dañinas de las plantas, siempre ligada a la plaga de hormigas. La relación entre ellas es ideal: las hormigas se alimentan de la melaza que genera el pulgón, a cambio las hormigas los protegen de depredadores, como las mariquitas. El pulgón es una plaga muy dañina, ya que se alimentan de la savia de las plantas, absorbiéndola, al tiempo que inyectan una sustancia que impide la fotosíntesis, lo que la debilita aún más. El pulgón es un gran vector de enfermedades, ya que las trasmiten de una planta a otra. Las enfermedades más habituales son provocadas por hongos.

Mediante el control integral de plagas podemos eliminar la plaga sin biocidas. Se introduce una especie que se alimenten de esta plaga, como las mariquitas y las crisopas, creando un equilibrio en el ecosistema, de esta forma se eliminaría la plaga.

Como detectar el pulgón

El pulgón es un diminuto insecto verde o negro. Suelen estar en las yemas tiernas y en el envés de las hojas.

¿Qué hago si tengo pulgón?

Esta plaga se combate a través de tratamientos , que se deben aplicar durante la primavera y verano, se aconseja realizarlo a primera hora del día, o al atardecer. Es importante realizar estos tratamientos solo cuando sea necesario ya que los insecticidas debilitan a la planta, y se deben realizar por profesionales acreditados.

Si te surge cualquier duda, ponte en contacto conmigo.

Sobre mí

Valora este artículo

¿En que te puedo ayudar?

  • Control de plagas.
  • Tratamiento de la madera.
  • Fitosanitarios.
  • Eficiencia energética.
  • Tratamiento del agua.

Comentarios. ¡Participa y comenta¡

Más Artículos Relacionados