La importancia de una buena poda

Una correcta es el secreto para conseguir el máximo esplendor de una planta. Cada planta necesita una poda específica a su crecimiento, floración… pero lo más importante es ir repitiendo la poda con frecuencia para conseguir el correcto crecimiento.

Beneficios de una buena poda.
  1. Una buena poda mejora el desarrollo de la planta, le proporciona vigor, e incrementa la floración.
  2. Una buena poda dirige el buen crecimiento de la planta. Por ejemplo, los frutales que sufren un crecimiento excesivo, disminuye su floración, y como consecuencia sus frutos, ya que la planta gasta sus energías en crecer.

3. Una buena poda colabora a la correcta repartición de las ramas, con el fin de conseguir que la luz del sol llegue también al interior de la planta

4. Una frecuencia de podas favorece la entrada de aire y luz, al  interior de la planta.

5. Una poda anual relativiza el crecimiento de las raíces.

6. Una buena poda debe eliminar las partes enfermas, como las ramas secas, los chupones, etc. todo elemento que desordene el crecimiento.

Sobre todo, debemos de ser conscientes de que una poda inadecuada puede llegar a causar la muerte a la planta, por tanto, ponte en manos de profesionales.

Para cualquier consulta, no dudes en ponerte en contacto conmigo.

Gracias por tu confianza!!

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *