Descalcificadores de sal

ahorrar-aguaLos descalificadores de sal han sido los más utilizados en los últimos cuarenta años. El desconocimiento ha originado vertidos de sal muela y cloruros tóxicos en el residual, perjudicando al medio ambiente. De ahí, que algunas ciudades hayan prohibido estos vertidos.

Un descalcificador de sal reemplaza el calcio y el magnesio, por sodio. Es decir, el cloruro sódico (o cloruro de potasio) recarga la resina de ablandamiento en un tanque, soltando el sodio (o de potasio) en su dosis de agua potable. Necesita de un mantenimiento del equipo, grandes cantidades de sal, recambios y un sumidero para el agua que desecha. Este proceso, elimina muchos minerales que posee el agua que son necesarios para nuestra salud.

Este tipo de descalcificadores gasta muchos kilos de sal, cuya sal se envía mediante el agua, con cloruros tóxicos al medio ambiente, dañando nuestro entorno.

 En la agricultura, el aporte de esta agua con elevados porcentajes de cloruros, provoca un cambio en la estructura de suelo, que puede originar en la perdida de nutrientes para la flora.

Investigaciones han demostrado la relación directa entra el consumo de sal y problemas de salud como son la presión arterial alta, problemas circulatorios y retención de líquidos.

En muchas instalaciones están prohibidas los descalificadores de sal, ya que la sal corroe las tuberías metálicas, y esta corrosión puede originar un desarrollo de la bacteria , desencadenando un sinfín de problemas.
En muchos casos, instalaciones con descalcificadores de sal han descubierto que se les ha corroído las partes metálicas en contacto con el agua, como tuberías metálicas, resistencia de lavadoras, conductos del lavavajillas, calentadores de agua… todo a causa del exceso de sal.

Si necesitas más información, pincha aquí, y dinos cual es tu problema.

 

 

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *