El picudo y la poda de las palmeras

La poda de la se debe realizar los últimos días de invierno, cuando ya no hay riesgos de heladas, y el  sigue en letargo en el interior de la palmera.

Los últimos días de frío son idóneos para podar tu palmera y establecer un calendario de vigilancia que nos ayuden a mantener a nuestra palmera sana, fuerte y libre de , como el picudo.

El picudo rojo, con temperaturas inferiores a 15º C, no tiene apenas actividad, por ejemplo, no puede volar, por tanto, el riesgo de que invada, o se propague a otra palmera es mínimo.

El picudo se siente atraído por las esporas que libera las cortes de la palmera durante la poda, de ahí la importancia de realizarla en inverno, cuando el picudo se encuentra en su mínima actividad.

Beneficios de la poda de una palmera:

  1. Evitamos el anidamiento de roedores.
  2. La palmera podada tiene mejor aspecto, más limpia, más verde, cuidada.
  3. Evitamos el riesgo de caída de hojas secas causando daños.
  4. Todo follaje seco conlleva un riesgo en caso de incendio.
  5. Se eliminan hojas enfermas, con lo que se evita la propagación a las sanas.

La poda de palmera esta sujeta a una normativa europea, y en algunas zonas o comunidades, a su vez, hay regulaciones específicas de la norma. Por tanto, debemos ponernos en contacto con la administración local, para conocer la normativa vigente y los protocolos de actuación a seguir.

Para cualquier consulta, no dudes en ponerte en contacto conmigo.

Gracias por tu confianza!!

 

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *