Como mantener el calor en tu casa

energia solarEstamos en pleno invierno, las calefacciones, estufas… todo el día funcionado. ¿Cómo podemos ahorrar en estos momentos, sin tener que pasar frío en casa? En invierno es imposible prescindir de la calefacción, pero si podemos obtener energía extra, por ejemplo, del sol, que nos ayudara a calentar nuestra casa.

Aquí tenéis unos consejos para conservar el calor en casa y ahorrar energía.

Debemos aislar nuestra casa de fugas de calor, ya que una casa aislada correctamente, puede conseguir que ahorremos entre un 20-40% de energía.

  • Puertas: Es importante evitar la entrada del frío. Coloca burletes en la puerta. También puedes utilizar alfombras del mismo tamaño que la anchura de la puerta para impedir la entrada de aire.
  • Ventanas: Deben estar cerradas, y asegurarnos que sus cierres son lo más herméticos posibles. Con abrir la ventana unos 10/20 minutos al día, evitaremos humedades, y renovaremos el aire. Siempre abriremos la ventana por la mañana, antes de poner en marcha la calefacción.

Las ventanas con doble acristalamiento térmico reforzado, poseen una cámara de aire seco y un tratamiento especial en la cara interna del vidrio que ralentiza la salida del calor por conducción a través del vidrio.

Los marcos de madera o PVC aíslan mucho más que los de aluminio, por ejemplo.

  • Cortinas y persianas: Es recomendable utilizar cortinas de invierno diferentes a las del verano. La cortina de invierno debe de ser gruesa o cubrir las que tenemos con materiales polares o plásticos, ya que las ventanas es uno de los puntos más importantes para evitar que se escape el calor.

De día, debemos dejar que entre la luz y la energía del sol abriendo las cortinas. Sin embargo, por la noche es más recomendable cerrar las persianas y correr las cortinas para evitar la pérdida de calor.

  • Otros puntos. En las viviendas, donde los cuartos de baño no tiene ventana, existen unas rejillas de ventilación que impiden la condensación de la humedad y los malos olores. Estos conductos son una salida de calor. Es conveniente utilizar rejillas que se puedan abrirse o cerrar según el momento.

Si realmente, quieres ahorrar energía, la temperatura no debe superar los 21ºC. Pudiendo haber variaciones de una estancia a otra, los cuartos de baños a  22º C, y los dormitorios a 18ºC.

Gracias por tu confianza!

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *